Nébula Rol

Una cuestión de ritmo

Aún estoy a la espera de recibir mi ejemplar de Savage Worlds para poder evaluar la calidad de la edición de HT Publishers y dar mi opinión sobre sus puntos fuertes (que sé que los tendráWinking y sus fallos (que lamentablemente también los tiene).

Mientras tanto quisiera hablar sobre el ritmo en las partidas. Todo DJ sabe (o intuye) que imprimir el ritmo adecuado a una sesión de juego forma parte de los talentos que se le suponen, pero no está de más si el sistema le ayuda y, por supuesto, Savage Worlds lo hace.

Aunque el sistema de juego ha sido concebido para poder llevar a cabo todo tipo de situaciones dispares sin emplear demasiado tiempo (
persecuciones, tareas dramáticas, combate de masas o aliados, por ejemplo) no deberíamos sentirnos prisioneros del eslogan del juego (¡Sencillo! ¡Frenético! ¡Divertido! en su versión española) y convertir nuestras partidas en una pura experiencia consolera (bueno, si a alguien le gusta así pues que lo haga ¡faltaría más!).

benis


En ocasiones, hay que soltar el puño del gas y disfrutar del ritmo lento y la pausa, aunque solo sea para volver a revolucionar el motor salvaje de nuestra partida. ¡Ahí es donde entran los
interludios!

Imaginaos a un grupo de aventureros parapetados en las ruinas de una antigua fortaleza, en una zona pantanosa, curando sus heridas tras resistir el enésimo asalto de los bárbaros del pantano, que recuperan fuerzas para intentarlo otra vez. O a un equipo de mercenarios callejeros ocultos en el despacho del CEO de alguna malvada corporación mientras aguardan a que el
hacker del grupo finalice un volcado datos en su terminal que está llevando demasiado tiempo.

bp


Hasta llegar a ese punto, te has servido de tus mejores trucos para proporcionar a los jugadores varias escenas de acción memorables; el brujo que era capaz de meterse en la cabeza de sus víctimas y aterrorizarlos y que finalmente acabó con un palmo de acero en las entrañas, o ese equipo de seguridad que estuvo a punto de acabar con el grupo gracias a una formidable unidad robótica de combate que el
hacker logró reiniciar de forma remota justo a tiempo.

urc


Ahora es el momento de jugar un
interludio. Eliges a uno de los jugadores, le pides que robe una carta y que comience a hablar a sus compañeros de su pasado, de sus emociones, de sus anhelos o sus miedos.

En mis partidas, yo prefiero que los
interludios los protagonice un solo jugador, aunque los demás son libres de interpelar al protagonista del interludio, y a veces te encuentras con una gran escena cuyo mérito es únicamente de los jugadores.

fp


Al final, premio al jugador con un
Beni y apenas le doy tiempo a colocarlo en la mesa. Un grito alertará de que los bárbaros del pantano han conseguido escalar el muro sur, o el poderoso haz de luz del reflector de una aeropatrulla los dejará expuestos mientras sus ametralladoras gemelas vomitan munición subsónica haciendo pedazos el ventanal…

hg


¡Recuerda! ¡Eres
DJ de Savage Worlds! Y de ti se espera que seas frenético, divertido¡y un poco cabrón!

blog comments powered by Disqus

Este sitio utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia al visitarlo. Si continuas navegando significa que aceptas explícitamente su uso. Consulta nuestra política de privacidad